LA UNAMUJER RECHAZA LOS ACTOS FASCISTAS DE LA DECRECHA

Fotógrafos: 
Prensa UnaMujer

En el marco de la ofensiva para resguardar nuestra patria Venezuela y en contra de la guerra económica, nosotras mujeres, hijas de Bolívar y Chávez, herederas de Juana la Avanzadora y tantas otras guerreras, estamos alerta y vigilante ante los focos de violencia dirigidos por la derecha golpista.

Sabemos que las guarimbas, desaparición física de líderes políticos de base y ahora los actos vandálicos contra comercios y pequeños distribuidores de alimentos, son las armas que un sector de la oposición, ha optado por utilizar en sus rancios deseos de retomar el poder. Su único objetivo es político y sobre todo de doblegar la voluntad de un pueblo que decidió escribir su propia historia.

Las mujeres de Unamujer nos dirigimos al pueblo revolucionario:“solo venceremos la guerra económica con la organización popular. Hoy más que nunca es nuestro deber permanecer unidas y unidos, en las calles, haciendo crecer los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, perfeccionando sus mecanismos de distribución de alimentos y haciéndolos avanzar hacia la diversificación de un nuevo modelo productivo. La meta es tener comunidades, pueblos y ciudades con autonomía y soberanía alimentaria, así como otros insumos necesarios para la vida diaria”

A las y los pequeños y medianos comerciantes les recordamos, que son parte del pueblo trabajador. Lamentamos que algunas y algunos hayan creído en la derecha y se sumaran como primera línea de batalla a la guerra económica. Ahora empiezan a sufrir las consecuencias. Quienes los engañan las y los consideran carne de cañón o daño colateral. Tanto es así, que la oposición paga a bandas para que los ataquen y les destruyan el trabajo de años. No les importa que muchos de ustedes jamás podrán recuperar sus negocios, trabajos, inversiones, para ellos ustedes son las y los arrimados a ese convite de violencia, pero no es tarde para reconocerse como pueblo y ejecutar acciones que regularicen los precios, el abastecimiento, que acaben con el tracto indigno de las colas. Reconozcámonos como pueblo y como pueblo nos protegeremos.

Todas y todos nos mantendremos alerta en las calles y en las redes sociales. La agenda fascista necesita del caos para justificar una intervención imperial. Recordemos que ninguna ayuda internacional viene sin tropas militares. No dejemos que el suelo que libertó Bolívar y el pueblo guerrero de Venezuela sea mancillado con tropas extranjeras. Desde la UNAMUJER hemos detectado en las redes sociales falsos mensajes sobre actos vandálicos a comercios, mensajes que distorsionan la realidad, magnificando las aisladas acciones de la derecha fascista. Con esto intentan sembrar el desconcierto y desmovilizar al pueblo, además de levantar una matriz de opinión internacional que justifique la intervención. Venezuela es un país de paz.

VIVA LA PAZ

VIVA LA PATRIA VENEZOLA

VIVA EL PRESIDENTE NICOLÁS MADURO

 

Jueves, 16 de Junio de 2016
Prensa UnaMujer